Rosalinda se llamaba esta mariposa y era tan bonita que todos se volvían a su paso para verla mejor pero ella

no se sentía feliz ya que nadie veía su verdadera belleza, la que emanaba del fondo de su corazón…